¿Qué pasaría si conocemos el motivo de nuestra muerte?

¿Crees poder distraer al destino? Imagina que conoces la manera en la que vas a morir, el día, la hora; toda la información necesaria para poder evitarla… o al menos intentar evitarla.

Cuando hablamos de muerte, es lógico que pensemos en ella como un tema desagradable, pues se espera que no despertemos día a día solo para querer morir y quizás no fuese tan tenebrosa si no nos agarrara desprevenidos; desprevenidos ante la sorpresa de no haber concluido nuestras metas o de ni siquiera tomarle importancia a tener sueños, sabemos que el ciclo de la vida tiene un comienzo y un final y aunque ya debemos saber que la muerte es parte del ciclo natural aún no podemos asimilarla como tal.

El concepto de la muerte es importante entenderla desde que somos pequeños para que aprendamos que es parte del ciclo de la vida y no una injusticia de esta. El tiempo es parte fundamental para poder entender el concepto; imaginemos que cada día que despertamos tenemos mil monedas de chocolates, estas monedas las podemos usar como queramos pues cada día tenemos la misma cantidad y a veces esas monedas las dejamos abiertas hasta que quedan rancias o las regalamos a gente que no necesita o no quiere más monedas, estas monedas es el tiempo que tenemos todos los días, todos los días tenemos 24 horas, horas que se aprovechan o se desaprovechan.

33 épicas frases de Stephen Hawking para nunca olvidarlo

Es por eso por lo que no debemos esperar a que pase algo terrible para cambiar algo de nuestras vidas, la existencia del destino supone que nada es casualidad, si no que es una causalidad. Es una sucesión inevitable de acontecimientos de la que ninguna persona puede escapar. Nosotros somos los que forjamos nuestro destino, sin embargo, no todo está en nuestro control, por ejemplo, no está en nuestras manos tener certeza al 100% si va a llover el jueves o cualquier otro día. Lo que podemos hacer, sin necesidad de conocer la causa, fecha y hora de nuestra muerte es tratar de aprovechar el tiempo que sabemos que tenemos. Puedes realizar una lista en la que incluyas todos los planes que tienes o que te gustaría realizar, no importa que tan loca sea, lo importante es que te motive a cumplirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *