Rasgos del bebé determinados por la genética

Durante el embarazo surgen numerosas dudas acerca de cómo será el bebé, el color de ojos que tendrá, si será rubio como la madre o si tendrá la sonrisa del padre.

La clave está en los genes. ¿Quieres saber qué determinan y qué no?

EL CABELLO

El pelo oscuro domina al cabello claro; el no-pelirrojo al pelirrojo y el ondulado al rizado. Por otra parte, el cabello rizado domina al pelo lacio y la calvicie a la no calvicie.

LOS OJOS

Si hablamos del color, el gen de ojos oscuros domina al de ojos claros. Aun así, un niño cuyos progenitores tengan ojos marrones puede tenerlos azules si tanto su padre como su madre poseen en su material genético la información para ojos marrones (A) y azules (B), heredada de sus respectivos progenitores.

Así, el niño puede tener: el gen A del padre y A de su madre (AA); el gen A del padre y B de la madre (AB); el gen B del padre y A de la madre (BA) o el gen B del padre y B de la madre (BB).

En este último caso, sus ojos serían azules, es decir hay un 25% de posibilidades de que esto ocurra. Respecto a otras características, el gen de los ojos grandes domina al de ojos pequeños. Y el de pestañas largas al gen de pestañas cortas.

LA NARIZ

El gen de la nariz de puente alto ganchuda domina a la nariz recta y el gen del puente estrecho domina al del puente ancho.

Sobre todo la nariz aguileña siempre reaparece. Y la nariz de punta recta domina a la de punta respingona. Pero hay que tener en cuenta que este rasgo siempre adquiere la forma que se acopla bien a la fisionomía de la cara.

Esto puede hacer que la nariz del hijo sea muy diferente a las de ambos progenitores.

LA BOCA

El gen de los labios gruesos y llenos domina al de los labios finos. Pero en la forma de la boca influye más de un gen, y como también los de los abuelos dejan sus huellas, la del hijo será una mezcla de varias.

A veces ni siquiera se reconocen en ella las de los padres.

LA ALTURA QUE TENDRÁ EL NIÑO

Los genes de la estatura alta son más fuertes que los de la bajita. Así, un padre alto y una madre baja tendrán antes un hijo alto o de altura media que uno bajo.

Si los dos son altos, seguramente el hijo lo será. Pero en esto también influyen factores externos, como la alimentación. Por ello hoy somos más altos que nuestros antepasados.

EL PESO

Los genes determinan la constitución del niño (robusto, delgado, etc.), pero en esto también influyen la nutrición y los hábitos. Si los padres son obesos, el niño tiene una probabilidad del 80% de serlo. Pero si la obesidad se debe a malos hábitos, no tiene por qué desarrollarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *